Diseñando un futuro presente

March 18, 2019 1:16 am Published by

futuro presente

Enseña diseño y diseñarás el futuro. – Thierry Brunfaut

 

Ante el miedo que desde las cavernas nos ha producido la incertidumbre del futuro; los seres humanos hemos intentado por siglos buscar las formas más eficaces de espantar el agobio de esta sombra, mediante las más variadas “artes”; bolas de cristal, quiromancia, los astros o el tarot son refugio de certeza para una sombra que parece no desvanecerse con nada.

Pese a todo el desarrollo actual del conocimiento mundial y el poder que tenemos de acceder a él desde un equipo en nuestro bolsillo, aun hoy, los consumidores, los mercados y las naciones caen abruptos ante el miedo que son capaces de crear las desconfianzas producidas por la bolsa de valores o la variación del precio del cobre.

¿Qué será de nosotros sin el cobre? ¿Qué pasaría si no tuviéramos los recursos? ¿Puede alguien pensar en los niños? El miedo al futuro es la peor de las pandemias y que puede ser controlada con el más poderoso de los remedios; el diseño.

El diseño es una herramienta de futuro, no para su predicción, sino como forma de anticiparnos a las variaciones de la realidad. Stephen Hawking estaría feliz con esta descripción, pero es bastante cierto, ya que si somos capaces de colocarnos en una serie de futuros “paralelos” también seremos capaces de planificar y diseñar las formas de actuar en cada uno de ellos; lo que iría disminuyendo nuestro coeficiente de incertidumbre en directa proporción a cada nuevo escenario posible.

En otras palabras; un diseño para cada situación, una situación específica a cada problema. Las posibilidades son infinitas.

Pese al miedo y el dominio de las herramientas predictivas de un cuanto hay, el diseño del futuro va más allá del algoritmo que te sugiere canciones en Spotify, películas en Netflix o anuncios en Google, es una nueva forma social que debemos desarrollar mediante la enseñanza del diseño como “medio para el futuro”, es el desarrollo de una actitud social y democrática que anteponga las ideas del bien común, a las de la satisfacción personal.

Nuestra necesidad esta en imaginar escenarios y planificar acciones a nivel personal y social en todos sus niveles, esta será la verdadera forma de lograr la anticipación a los problemas que nosotros mismos hemos creado y de los que las nuevas generaciones serán las víctimas.

El cambio, climático, la contaminación global de los océanos, la falta de alimento, la escases de agua dulce, el acceso a la salud, educación y vivienda, etc, ya son futuros bastante oscuros reales y presentes, como para comenzar a temer.

No debemos ver esto solo como una instancia de participación social y de ejercicio democrático, donde declaremos colectivamente nuestros escenarios anhelados de un futuro, sino como un ejercicio que impacte nuestra comprensión y acciones en el presente.

El presente será el terreno fértil para la acción; la acción simple pero poderosa que puede ser la semilla que logre germinar en el momento indicado del futuro, para comenzar a dar una solución real y diseñada de un problema que acarreamos desde el pasado.

Diseñar es compartir una visión de futuro y la base para dar sentido a nuestra realidad.

 

Rafael Chávez S.
Diseñador Industrial
Director / El Diario Diseño