La nueva era del Diseño

December 24, 2019 6:29 pm Published by

era

Hemos tenido tres oportunidades reales de convertirnos en un país desarrollado, 1830, 1940 y 1970. En la Primera Portales reorganizador del estado “Portaliano” teniendo todo para impulsar la industrial, diseña el país a su medida y negocia la opción productiva del país a cambio del poder mercantilista de Inglaterra, dándole extensas prerrogativas para llenar el país de sus productos, dejando la industria nacional supeditada solo a la producción de materias primas.

En la segunda Aguirre Cerda entiende que la capacidad productiva es la clave para salir del subdesarrollo, siendo una revolución industrial la única forma de evitar la dependencia extranjera; crea Corfo,Copec, CAP y toda la institucionalidad para crecer, pero muere a dos años del término de su mandato y todo su modelo retrocede a punto muerto.

En la tercera con Allende la cosa se veía prometedora, nuevamente se entendía que la salida del subdesarrollo social era potenciar la capacidad propia para evitar la dependencia extranjera, un nuevo modelo de desarrollo y el diseño del proyecto Synco fueron esfuerzos pioneros en el mundo ¿y qué pasó?, ya todos sabemos cómo terminó esa historia.

La dictadura militar no lo hizo mejor y nos convirtió en el niño símbolo del país que hace políticas a la medida para instaurar un modelo económico que ni siquiera brillo de forma tan eficiente en el propio país de creación. La era del libre mercado ya había llegado para quedarse.

Parecemos un país empantanado a propósito y con temor a buscar opciones que nos saquen de la comodidad de un modelo lo más parecido a una relación tóxica de la que no queremos salir aunque nos haga daño.
Tenemos claro lo que queremos cambiar, pero no tenemos la más mínima claridad de cómo lograrlo. Hemos comenzado una nueva era post ruptura con el modelo y nos estamos armando de valor para aprender a vivir sin su abuso como medio normalizado.

Es difícil tener claridad de que hacer, el proceso será difícil pero saldremos mas renacidos y fortalecidos de todo esto. Faltan etapas que superar de este duelo, donde el diseño y los diseñadores fuimos parte relevante de este daño colateral. Siempre hemos estado a la espera del cambio del modelo para poder demostrar que somos más que una cara bonita, pero aún no convencemos a nadie o no a los que deberíamos; una sociedad necesitada de las soluciones y del valor que creamos.

¿Cómo conocer la fuente de la desigualdad del mercado si no se empezamos por conocernos a nosotros mismos? El diseño ha muerto, ya lo matamos hace años y solo vivimos viendo los tenues reflejos de la sombra de lo que alguna vez fue y ufanándonos en esa creencia vaga. Hemos iniciado la era del diseño social de mercado como medio de resolución de problemas y creación de valor tangible, separándonos de ser meros mercaderes de productos y servicios que apoyen un modelo de lucro usurero, por sobre el desarrollo del bien social.

¿Podremos renacer distintos de todo esto o volveremos a la cómoda normalidad de forma paulatina cuando los discursos gremiales ya se hayan enfriado? Hoy solo tenemos presente y pasado de donde aprender y confiar que una nueva generación empática sea el verdadero futuro de nuestra profesión. Ya no pueden decir que nos falta calle, ahora nos falta comenzar a diseñar con una nueva visión.

Chile despertó; bienvenidos a la era de diseño.

Rafael Chávez S.
Director/El Diario Diseño.